Los gobiernos requieren la participación de sus autoridades diplomáticas para incentivar y fomentar el turismo con sus vecinos y principales mercados.

Tras la pausa a los viajes internacionales y el cierre de fronteras a causa de la pandemia de COVID-19, la reactivación del turismo requiere de promoción por parte del sector, pero también urge la cooperación internacional entre países con condiciones similares de control de los contagios, así como la cooperación de coordinación institucional con las autoridades de salud y relaciones exteriores.

En ese sentido, Gloria Guevara, CEO del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por su sigla en inglés) llamó a que la Cancillería mexicana aumente su participación en los acuerdos con otras naciones y la coordinación para la reapertura del turismo con el fin de evitar la imposición de cuarentenas generales a ciudadanos de algunos países así como aumentar la conectividad aérea. 

“En la coordinación internacional, le toca a ministros de Relaciones Exteriores hacer acuerdos con sus contrapartes, cuando hemos visto estos corredores (turísticos), ha sido porque hay una buena relación con las contrapartes”, comentó.

Hasta ahora, la Cancillería mexicana, encabezada por Marcelo Ebrard, ha destacado su labor en la atención de mexicanos que residen en el extranjero como apoyos con pruebas gratuitas o repatriación de personas y cenizas de fallecidos. Igualmente ha encabezado la coordinación con Argentina para la fabricación de la vacuna contra el COVID-19, pero no ha informado de labores de coordinación para la reapertura de viajes entre países de la región.

La semana pasada, durante el foro “El futuro de los Viajes y el Turismo” organizado por el WTTC y la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), los líderes de ambas organizaciones alertaron del riesgo de imponer cuarentenas a los viajeros internacionales y preservar el cierre de fronteras entre países, como ocurre con el bloque europeo con los países de América, salvo Uruguay y Canadá.

Alemania y España tienen un acuerdo de esta naturaleza, ejemplificó Guevara, pues si bien se han establecido periodos de cuarentena obligatorios para los visitantes hispanos a su contraparte, se permite que los viajeros provenientes de las Islas Canarias, con muy baja incidencia de contagios, ingresen a tierras teutonas sin cumplir ese resguardo.

En el caso de México, algunos destinos turísticos como Quintana Roo o Baja California Sur podrían establecer corredores con algunas ciudades de Estados Unidos como Nueva York, con el fin de reactivar los viajes entre turistas de ambos lados de la frontera.

Hasta el viernes pasado, solo Colima se ubicaba en el semáforo rojo, que implica restricción de actividades económicas, mientras que 10 entidades principalmente en el sur y el Golfo de México se colocaron en semáforo amarillo, con mayor apertura de actividades públicas pero con precaución.

“Son acuerdos bilaterales que se hacen muy rápidos, hay acuerdos para no desaparecer la conectividad en el transporte, ya hay un acuerdo entre los países del G-7, se pusieron de acuerdo los ministros de transporte, pero ahora falta definir el siguiente nivel. Aquí tiene que ver con criterios médico, político y turístico, no lo puede hacer solo el secretario de Turismo, necesita la ayuda del secretario de Relaciones Exteriores y el acuerdo del secretario de Salud”, comentó.

Por ello, Guevara insistió en su propuesta de realizar pruebas de salida a los viajeros internacionales y sólo imponer cuarentenas a quienes den positivo en las pruebas y no presuponer que todos los ciudadanos de un país están contagiados.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), solo algunos países como México, Brasil o Serbia no tienen restricciones a viajeros, mientras que el resto de la región latinoamericana y Estados Unidos mantienen restricciones para pasajeros foráneos. México está excluido de los países restringidos por su vecino del norte.

A ese respecto, la CEO del WTTC llamó a los países a aumentar la coordinación internacional entre vecinos y principales mercados emisores de turismo con el fin de acordar las medidas para la reapertura del turismo internacional. 

“En el momento adecuado cuando se abra un país, no puede esperar que todo regrese, tiene que coordinarse con países vecinos, con el sector privado, eso les está fallando a muchos líderes, que ellos piensen que abrir es lo mismo que cerrar. Cuando cierras, cierras tus fronteras y ves para adentro pero cuando abres requieres coordinación”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *